Yo mismo con mi turismo

26 jun. 2017

Puigdemont inhabilita a Balmón y a Ros



¿Podremos leer este titular en nuestros medios de comunicación dentro de unos días? En teoría, sí. No tengo claro cuándo pretende el gobierno catalán que entre en vigor la ley que presenta como de Transitoriedad y que debe sustituir la legalidad española vigente por una nueva, pactada a escondidas por Junts pel Sí y la CUP. Hay varias versiones al respecto, entre ellas alguna que dice que debería aprobarse dentro de unos días.

Si fuera así, Carles Puigdemont podría tomarse la revancha de tantas inhabilitaciones como han dictado los tribunales de justicia contra dirigentes de su partido, implicados en la organización de la consulta del 9 de noviembre de 2014. Lógicamente, los primeros en ser castigados serían los alcaldes que se niegan a ponerle fácil la apertura de colegios electorales en sus municipios para la celebración de la nueva consulta, convocada ahora para el 1 de octubre próximo.

Entre estos alcaldes, Antoni Balmón tiene todos los números de ser el primer inhabilitado. Sobre todo después de haber hecho rabiar a la presentadora de los matinales de Catalunya Ràdio, Mònica Terribas. Burlarse de Terribas no debe constar explícitamente como delito en la Ley de Transitoriedad, pero es evidente que se desprenderá de su filosofía de fondo. Balmón le dijo a Terribas que no sabía de qué le hablaba cuando le preguntaba por el famoso 1 de octubre. Más pronto o más tarde se lo harán pagar.

Lleida concentra la revuelta contra el referéndum de otoño. El alcalde, Àngel Ros, no pondrá las urnas. Y la Universidad de Lleida se ha negado a sumarse al Pacto Nacional por el Referéndum. Su rector, Roberto Fernández, y 18 miembros del Consejo de Gobierno de la universidad se opusieron a ello. 19 inhabilitaciones más al canto.

No sé si los medios de comunicación que se nieguen a poner propaganda de la campaña del referéndum se quedarán sólo sin subvenciones, como exige la CUP, o también se inhabilitará a sus responsables. Supongo que lo tendrán que decidir "nuestros jueces de confianza" de los que hablaba el desaparecido y también inhabilitado magistrado Santi Vidal.

Una periodista de estas tertulianas marcadas por el mismo patrón que salen en TV3% dejaba caer como si nada que puede que haya muertos en este camino.

De momento, nos contentamos con el juego de las inhabilitaciones.

¡Que dure!

Un alcalde del PSC compara Cataluña con Dinamarca y España con el Magreb para justificar el referéndum

EL MUNDO
 

Miguel Lupiáñez, alcalde de Blanes (Girona), miembro del PSC, ha expresado su contrariedad a la decisión de su partido contra el referéndum y se ha mostrado a favor de celebrarlo. Lupiañez es uno de los alcaldes sociales que, tal y como publica EL MUNDO, han desafiado al líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, con la consulta independentista.
"¿Qué daño hace depositar un voto en urna? Ninguno", ha asegurado el alcalde de la localidad gerundese en una entrevista en Onda Cero. Lupiañez ha afirmado que como alcalde se trata de "un referéndum ilegal" y la actuación "debe ser contundente", pero ha advertido de que esa contundencia debe tener un límite, ya que "no se trata de un delito sino de una falta administrativa".
En su argumentación para defender la consulta independentista prevista para el 1 de octubre, Lupiáñez ha asegurado que "las prioridades de los catalanes son otras". "La sociedad se mueve por principios de avanzar, de construcción, de esfuerzo... Se vive y se mide de otra manera (...) Aquí tenemos nivel de vida", ha asegurado.
"El resto de España no debe opinar porque afecta a cómo quieren gestionarse los catalanes, les afecta a ellos", ha insistido para a posteriori comparar que "en Cataluña se vive de otra manera, pasa igual con Dinamarca frente al Magreb, como España es distinta a Cataluña". Ha asegurado que no busca comparar Cataluña con Dinamarca y España con el Magreb y ha recordado que el nació en la Alpujarra (Granada) y que a los ocho años emigró con sus padres.
El PSC no está dispuesto a que la presión de los independentistas condicione la actuación de sus cargos electos. Sobre todo fuera de Barcelona, donde en ocasiones concejales y alcaldes tienen dificultades para mantener el mensaje. Los socialistas han enviado a sus cargos un argumentario, y el secretario de Organización insiste: "No colaboraremos en cosas que estén fuera de la ley".
"Hay un tema que precede a todo esto que es dejar que la gente se exprese democráticamente", ha afirmado para a continuación asegurar que él a nivel personal está "a favor" de "cualquier acto democrático con el que la gente se pueda manifestar". Pregunta, por tanto, si está a favor de la consulta, Lupiáñez ha sido muy claro: "Sí".
Para el alcalde de Blanes el referéndum "es una toma de contacto, un saber qué opina la gente (...) Hay que afrontarlo y después de eso a otra cosa".

13, rue del percebe


El Supremo de EE.UU. permite la entrada en vigor de algunas partes del veto migratorio de Trump


Trump celebra la decisión del Supremo porque supone «una importante herramienta para proteger a los EE.UU»

El Supremo de EE.UU. permite la entrada en vigor de algunas partes del veto migratorio de Trump

El Tribunal Supremo estadounidense ha anunciado este lunes que admite a trámite el recurso presentado por la Administración del presidente Donald Trump contra la suspensión judicial del veto migratorio impuesto por decreto a seis países de mayoría musulmana. Así, el Supremo restaura partes del veto migratorio y para refugiados, aunque en la práctica, las restricciones seguirán siendo similares puesto que podrá entrar en el país cualquiera con motivos laborales, familiares o de estudios.
«Accedemos a la petición del Gobierno de que se mantengan los requerimientos en la medida que estos requerimientos impiden la aplicación de la orden ejecutiva de Trump con respecto a los ciudadanos extranjeros que carecen de una relación 'bona fide' con personas o entidades de Estados Unidos».
La acción del Supremo, aprobada por unanimidad (9-0) especifica que el veto migratorio de Trump será efectivo excepto para las personas que tengan una relación 'bona fide' con el país, es decir, las que tengan algún vínculo con Estados Unidos a nivel familiar, laboral, educativo o de otro tipo.
En cuanto a la suspensión del programa de acogida de refugiados, los criterios serán similares. «La balanza se inclina a favor de la necesidad de la seguridad de la nación», señala el documento del Supremo.
La argumentación del caso comenzará el próximo mes de octubre, ya que la decisión de admitir a trámite el caso ha sido anunciada este lunes, último día del periodo de sesiones del tribunal. El documento está publicado aquí.

«Clara victoria» para Trump

Para Trump, esta decisión del Supremo es «una victoria muy clara para nuestra seguridad nacional», pues «permite que se suspendan los viajes para los seis países con tendencia al terrorismo y que entre en vigor en su mayoría la suspensión del programa de refugiados», ha destacado Trump en un comunicado oficial.
«Como presidente no puedo permitir que entre en nuestro país gente que quiere hacernos daño. Quiero a gente que ame a Estados Unidos y a todos sus ciudadanos y que sea trabajadora y productiva», ha argumentado.
Para Trump, su principal responsabilidad «como comandante en jefe» es «mantener a los estadounidenses a salvo». «El dictamen de hoy me permite utilizar una importante herramienta para proteger a nuestra patria. Estoy especialmente satisfecho por que la decisión del tribunal haya sido 9-0», ha apostillado.

Veto a la inmigración para mejorar la seguridad

La orden presidencial de Trump firmada en marzo prohibía durante 90 días la entrada a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana --Yemen, Sudán, Libia, Siria, Somalia e Irán-- por motivos de seguridad y suspendía el programa de acogida de refugiados durante 120 días, el periodo necesario, según la orden, para mejorar el sistema de vigilancia para evitar la infiltración de personas peligrosas.
Sin embargo, dos tribunales del circuito de apelaciones suspendieron las partes más importantes de la orden presidencial tras recursos presentados en de Hawái y Maryland y por eso la Casa Blanca ha apelado al Supremo.
Durante la campaña electoral, Trump destacó la importancia de impedir que la población musulmana tuviera acceso a Estados Unidos. Estas declaraciones han sido utilizadas para argumentar que se trata de un veto discriminatorio basado en motivos religiosos y, por tanto, inconstitucional.

¿Venezuela? ¡Chupito!




JORGE BUSTOS 

El problema de opinar sobre Venezuela es que se interpreta de inmediato como un ataque oblicuo a Podemos. Como si la desdicha que allí se padece no mereciera por sí misma nuestra solidaria atención. "Parece que a los medios ya no les interesa Venezuela", ironizó Iglesias una vez celebradas las elecciones de hace un año. El comentario era revelador porque presuponía el vínculo vergonzante entre el chavismo y Podemos que él mismo había tratado de negar. Pero el tiempo pasa, elecciones no hay y los medios siguen informando del régimen infame que hoy se cobra las vidas de los venezolanos después de habérselas arruinado.
Sin embargo, dudo que la represión filmada de manifestantes en plena calle reste prestigio al partido de Iglesias. En lógica mediática, el chavismo es a Podemos lo que la corrupción al PP: una lacra amortizada por saturación. Y del hartazgo se llega pronto al chiste, como de la tragedia al humor negro: "Cada vez que Hernando diga Venezuela, chupito". Twitter es el hábitat de la frivolidad. El tuitero inocentón que dice eso, como el que compara la tortilla con cebolla y ETA, no tiene en la cabeza al estudiante reventado por los golpes de la policía política.
Maduro pertenece a esa estofa de tiranos con coartada plebeya que pierden en el ejercicio la legitimidad electoral de origen. Pero sus crímenes han quedado desactivados como argumento político en España porque una democracia mediática se nutre de la novedad y abomina de la repetición. Denunciar la situación en Venezuela ya es cosa de cuñados, por citar la nueva palabra-tótem con que la izquierda oligofrénica ha sustituido al odioso burgués. Esa izquierda que abusa del verbo blanquear -tomarse una cocacola blanquea la explotación, emitir una serie sobre Serrano Súñer blanquea el franquismo, y así-, que condena a un directivo de Zara antes que a un ministro chavista y que, puesta a elegir entre el madero que atiza y el estudiante que encaja, se alinea fanáticamente con el primero.
Rondan ya el centenar los muertos en Venezuela. ¿Pero ha dicho Venezuela? ¡Chupito!

Contra Europa

Abstenerse violaría la credibilidad europea del PSOE ante todos

Aún puede hoy el PSOE evitar un desaguisado descomunal. Puede reconsiderar la intención de abstenerse en la ratificación parlamentaria del nuevo —y magnífico— acuerdo de la UE con Canadá: más comercio, más inversiones, más crecimiento y más empleo.
¡Con Canadá, el país, junto a los escandinavos, de entraña más socialdemócrata! ¡Y cuyo primer ministro, Justin Trudeau, encarna la contrafigura norteamericana de Donald Trump! ¿Tratar con él y su gente nos perjudica?
Más que el impacto doméstico del asunto importa el europeo.
Abstenerse equivaldría a desdeñar el consenso laboriosamente alcanzado por 28 Gobiernos democráticamente elegidos.
A echar por la borda los trabajos de debate y mejora técnica de un texto que diluyeron las fuertes prevenciones de una región en declive, Valonia, y la timidez de su Gobierno central, el belga.
A menospreciar a la Comisión Europea y a su comisaria liberal más progresista, Cecilia Malström, que ha protegido la autonomía del modelo social/ambiental europeo en los acuerdos comerciales.
A aislarse del Parlamento Europeo —que lo votó con holgura— y de sus indicaciones para la política comercial (cuando el debate del TTIP con EE UU), que auspició el socialdemócrata Martin Schulz.
A afrentar a la mayoría del socialismo continental. Por cierto que la minoría más refractaria al pacto, el socialismo francés, se evaporó: requiescat in pace, RIP.
Abstenerse violaría la credibilidad europea del PSOE ante todos. Esa que a trancas y barrancas recuperaba tras negar su voto a la Comisión Juncker, rompiendo sus compromisos continentales, aquel costoso gesto de supuesta izquierda. ¿Cotiza poco el europeísmo ante el debate provinciano español? Pregúntenle a Emmanuel Macron.
Abstenerse desconcertaría a sus electores, sabedores de que antes votó a favor en Estrasburgo y en el Congreso.
Abstenerse con las argucias aducidas (son falsas: el arbitraje es público, el modelo social se garantiza) traería mal agüero a los próximos tratados: México, Chile, Japón... Ayudaría a los proteccionistas extremistas, de cuyos nombres no quiero acordarme.
Abstenerse de más Europa —justo cuando Europa vuelve—, equivale de hecho a ir contra Europa.

III República federal

RAÚL DEL POZO
Estamos asistiendo a un culto al personalismo en el bloque de la derecha, y sobre todo, en el bloque de la izquierda. Mariano Rajoy ensaya su baile de Pilatos en Europa, Albert Rivera se codea con Ana Botín en el club Bilderberg; de Pedro y Pablo no se sabe si preparan un Gran Hermano para del liderazgo de la izquierda o traman una República federal con separatistas. Pedro Sánchez llevará a la primera reunión con Pablo Iglesias la cabeza de la CETA y la propuesta de un Govern de los republicanos del ERC, Podemos y el PSC cuando fracase el referéndum. Todos los partidos son presidencialistas, todos han alentado una concepción fetichista de sus cargos. Pedro Sánchez ha cambiado de caballo en medio de la riada y ha iniciado la contrarreforma para recuperar la izquierda después del abrazo aristocrático que estrujó al PSOE. Eso del abrazo aristocrático es una expresión de Nicolás Redondo. El gran Nicolás hacía referencia a los halagos y trampas con que los liberales hicieron primer ministro a Ramsay MacDonald, dirigente del Labour Party que era hijo de una lavandera.
Una de las primeras militantes que avisó al PSOE de su aburguesamiento fue Beatriz Talegón, en el Consejo de la Internacional Socialista cuando dijo: "Me sorprende que pretendamos la revolución desde un hotel de cinco estrellas". Según Juan Carlos Monedero, el mérito de la espontanea declaración se esfumó por la falta de reflexión en su partido después de unas semanas de protagonismo. Su desaparición fue tan rápida como su ascenso: sería expulsada por activista del 15-M. "La desideologización del PSOE -escribe Monedero- tenía necesariamente que terminar en una deriva tecnocrática y en el abuso del cinismo". Luego el desafío generacional del 15-M envejeció al PSOE y le arrebató la bandera roja.
«A mi no me asusta el cinismo, sino la estupidez -me dice un amigo cínico-. El mejor PSOE es el que dice una cosa y hace otra, el que es tres semanas de izquierda y cuatro años de centro». Tampoco le gusta esa histeria del nuevo PSOE por recuperar el márketing izquierdista y hasta republicano.
En el Congreso del PSOE, la Agrupación Socialista de Juventudes del Puente de Vallecas presentó una enmienda que no llegó al pleno en la que se pedía la convocatoria de un referéndum para instaurar la III República. El texto final solo recoge el anhelo republicano del partido; los de la Juventud retiraron la enmienda. Hace unos días en la Bombonera de Granada dieron una conferencia -jornada constituyente- sobre la República y sobre el "nuevo país que mereces", Pérez Tapias del PSOE, Antonio Maíllo de IU y Ana Terrón de Podemos, un triple alianza al revés. En Granada, según los asistentes "no había banderas del estanco, todas eran republicanas». Pedro Sánchez ha dicho en alguna ocasión: «Los republicanos nos sentimos bien representados en esta Monarquía". Pero se siente republicano por tradición. O sea que no sería disparatada una tentación, una vuelta a la extravagante República federal, por lo menos de pensamiento.

Fuerte


El Manchester City engulle al Girona

El equipo de Montilivi pasa a ser la cuarta sucursal del club controlado por el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan

City Football Club controlará pronto el Girona FC, nuevo equipo de la primera división española. Se trata de un holding que cuelga de Abu Dhabi United Group, fondo de inversión del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, miembro de la familia real de los Emiratos Árabes Unidos y viceprimer ministro del gobierno de aquel país.

De este modo, el Girona se consolida entre los clubes satélite más cercanos al Manchester City, -de los que City Football Club tiene un 100% de la propiedad- del que ya forman parte el Melbourne City (Australia) y el Atlético Torque (Uruguay). City Football Club también posee un 80% del New York City FC (EE.UU.) y tiene una participación minoritaria en el Yokohama F. Marinos (Japón).

El principal propietario del Girona hasta ahora, la compañía de marketing deportivo francesa TVSE, ha aceptado traspasar su paquete mayoritario de acciones en una operación que se ha cocinado durante meses. Se prevé que el ex-futbolista Delfí Geli continúe ejerciendo como presidente. El Mundo informó la semana pasada que Pere Guardiola, hermano del entrenador del Manchester City Pep Guardiola y representante de jugadores, entraría en el accionariado. Por otro lado, Mediapro ha negado a Expansión que tenga nada que ver con TVSE, como han apuntado algunas informaciones, si bien Ignasi Mas-Bagà, un hombre de esta empresa, ha colaborado como director general junto a Geli en la gestión del club.

La moto de la vieja dama


Ignacio Camacho

Ea, pues ya le han vendido al «New York Times» la moto averiada del referéndum pactado. Lo malo no es que se la vendan, sino que el antiguo diario de referencia la ha comprado con esa displicencia arrogante con que cierta intelectualidad norteamericana trata los asuntos de países lejanos. Y se pone estupendo al predicar contra la «interpretación restrictiva judicial de la Constitución», ley que tal vez el sesudo editorialista no se haya tomado la molestia de mirar siquiera en la Wikipedia para que la realidad no le estropee el comentario.
Porque una consulta de autodeterminación no se puede pactar en el marco constitucional vigente, lo diga el NYT o «El Progreso de Lugo». No cabe, miren ustedes, en el artículo Primero ni en el Segundo. Artículo Primero: la soberanía nacional reside en el pueblo español. Artículo Segundo: la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles. Nación española, indisoluble, indivisible. ¿Lo pillan? Eso es lo que escribieron nuestros padres fundadores, aunque no se llamasen Madison ni Jefferson. Parece que los modestos constituyentes hispánicos tenían algo de empeño en enfatizar estos conceptos.
Pero suponga por un momento el redactor del NYT que el Gobierno de España decidiese seguir su consejo y pasarse por el forro -¿podría hacerlo un tal Trump?- los principios básicos de la Carta Magna. Se organiza el referéndum sobre la independencia para que se pronuncie en exclusiva no la nación española sino la población catalana. Y lo pierden los secesionistas, como pronostica la prestigiosa cabecera, con mayoría más o menos clara. ¿Cuánto tiempo cree el editorialista neoyorkino que tardarían en pedir la revancha? ¿Dos años? ¿Cinco? ¿Diez o los que demorasen en obtener masa crítica suficiente para reclamar otra consulta en condiciones de ganarla? Porque el derecho de autodeterminación -que en referencia al ámbito interno sólo reconocen dos constituciones en el planeta: las de Etiopía y Sudán-, no es fácil de revocar después de haberlo reconocido en la práctica.
Ignora también la Vieja Dama Gris, o lo parece, que el máximo intérprete de la Constitución Española es el Tribunal Constitucional, como en Estados Unidos lo es la Corte Suprema. ¿Puede el Gobierno americano «negociar de buena fe una solución política» contraria a la doctrina que los nueve jueces de SCOTUS fijan en sus sentencias? ¿Está el «Times» a favor de la separación de poderes o considera que el ejecutivo puede desobedecer al judicial cuando convenga? Da la impresión de que alguien, desde el nacionalismo o la progresía tercerista, le ha ganado al Gabinete de Rajoy una mano en la partida de la influencia. Que han pillado a nuestra diplomacia con la guardia baja y han colado una posverdad de manual -lo que en sí misma es una triste noticia- en el templo sagrado de la prensa.