Yo mismo con mi turismo

28 abr. 2017

El sucesor de Le Pen para liderar el Frente Nacional renuncia al cargo ...

... envuelto en una polémica sobre el Holocausto

Steeve Briois, nuevo presidente en funciones tras la negativa de Jean-Francois Jalkh, está acusado de cuestionar el uso del Zyklon B durante los exterminios nazis


El hombre designado por Marine Le Pen para sucederla al mando del ultraderechista Frente Nacional, Jean-Francois Jalkh, ha declinado la oferta para centrar sus esfuerzos en refutar las acusaciones en su contra por dudar, en una entrevista realizada la pasada década a un magacín político, de que los nazis usaran el pesticida Zyklon B en las cámaras de exterminio, unas declaraciones que podrían equivaler a negar el Holocausto, un delito en Francia.
Jalkh, que ha rechazado públicamente estos cargos, aseguró ayer al diario Le Monde que no tenía constancia de esta entrevista, concedida en el 2005 a la académica Magali Boumaza, actual profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Galatasaray (Estambul), y publicada en un dossier del Le Temps des savoires (Los tiempos del conocimiento). «Es la primera vez que escucho esta basura. No tengo ningún recuerdo de ello. Quizás concedí una entrevista sobre este tema, que no es precisamente de mis favoritos», ha señalado.
En la entrevista, desenterrada por el diario La Croix, Jalkh considera que es «imposible» que el Zyklon B hubiera sido empleado en tareas de exterminio porque «es un gas que tarda varios días en disiparse» y aplaude el «rigor» de ciertos argumentos realizados por el conocido negacionista Robert Faurisson.
Así las cosas, el actual vicepresidente del FN, Louis Aliot, ha confirmado este viernes la renuncia de Jalkh a la cadena belga BFMTV y anunciado a Steeve Briois, también vicepresidente del partido y alcalde de Hénin-Beaumont, como nuevo jefe en funciones de la formación mientras Jalkh presenta «las quejas pertinentes para defender su honor».
«Ha negado todas las palabras que se le atribuyen», ha declarado Aliot sobre el acusado, en cuya defensa han salido varios altos responsables como David Rachline, jefe de campaña de Le Pen, quien se ha desvinculado de la formación para centrarse en la segunda vuelta de las presidenciales y distanciarse del carácter ultraderechista y xenófobo de la formación que fundó su padre, Jean-Marie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando