Yo mismo con mi turismo

27 jun. 2017

C’s pone en aprietos al PP al presentar una ley de gestación subrogada sin haber fijado criterio


Nuria Val

Ciudadanos registrará este martes en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para regular 
la gestación subrogada con el objetivo de legalizarla como una práctica “altruista”, según avanzó su 
presidente, Albert Rivera. Una medida que pone contra las cuerdas al Partido Popular al no tener fijado 
un criterio propio sobre este asunto. Los ‘populares’ decidieron aplazar este debate en su Congreso de 
febrero.
La gestación subrogada no está permitida en España. La ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida 
reconoce como “nulo de pleno derecho” el contrato por el que una mujer renuncia a la filiación del bebé que 
ha gestado en favor de un contratante. Sin embargo, cuando una persona contrata una gestación subrogada 
en el extranjero, la principal dificultad es la inscripción del niño en el Registro Civil español. Para regular 
este paso, muchos pasan a Francia para inscribir a los hijos para después convalidarlo en España.
Para Rivera este paso es vergonzoso e insiste en que “los niños no pueden esperar a las puertas de un registro 
civil, no hay derecho a que esos hijos no puedan ser inscritos o tengan dificultades en función de en qué 
provincia están. No hay derecho a que uno tenga que gastarse 150.000 dólares, hipotecarse e irse a Estados 
Unidos para ser padre o para ser madre”. Ciudadanos busca legalizar entre otros aspectos, que la edad 
mínima para las madres gestantes sea de 25 años o que los adoptantes sean españoles o residentes en el país.

Abstención y comisión de estudio

La formación naranja anima al resto de partidos a “ser valientes” en lugar de “mirar hacia otro lado o 
prohibirlo del todo”. Sin embargo, en el PP no tienen muy clara su postura al ser conscientes de que el 
tema siempre ha suscitado una profunda división interna. “Adoptaremos una posición prudente 
respecto al tema”, anunció este lunes en rueda de prensa el vicesecretario de Comunicación del PP,  
Pablo Casado.
El dirigente ‘popular’ admitió que su grupo todavía no ha hablado sobre este asunto pero aseguró que 
“requiere un estudio en profundidad”. La solución más fácil para los ‘populares’ esta semana sería la 
abstención para conformar una comisión de estudio en el Congreso y tratar el tema a fondo con el resto 
de grupos. La decisión dilataría más en el tiempo el asunto para evitar tensiones internas y de cara a las 
más que posibles repercusiones mediáticas con diversas opiniones, tanto a favor como en contra.
El Comité de Bioética de España (CBE) emitió un informe el pasado mes de mayo en el que analiza los 
aspectos éticos y jurídicos de esta práctica y en el que propone promover a nivel internacional un marco 
común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación “en garantía de la dignidad de la 
mujer y del niño”.

Un tema complejo que conviene regular

Este organismo adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se opuso y contó con el 
voto particular del jurista Carlos Romeo Casabona que insistió en que tiene que haber una regulación 
mínima para que no se cometan prácticas perjudiciales.
En su escrito, Romeo Casabona puso como ejemplo a las agencias intermediarias privadas, con ánimo 
de lucro, que “se mueven por nuestro país con total libertad, ofreciendo sus servicios de mediación en el 
extranjero a parejas y personas que desean tener descendencia por medio de la maternidad subrogada”.
Los expertos destacan que, aunque es un tema complejo, “deben de regularse los principales aspectos 
porque, de lo contrario, nos aislaremos respecto al resto de países que empiezan a tratar esta materia”. 
Los principales aspectos a tener en cuenta, según los expertos consultados, para regularizar la gestación 
subrogada son: la filiación, hasta qué punto se admite la carga genética y si lo pagaría la Seguridad Social.
Es decir, podría clasificarse en función de si existe una relación familiar o afectiva o no; si la mujer que 
gesta a ese niño dona también su óvulo o si proviene de la persona contratante o una tercera persona y lo 
mismo sucedería con el esperma.

PSOE y Podemos en contra

La aprobación de la gestación subrogada podría servir a Ciudadanos para intentar diferenciarse y buscar 
su hueco político propio respecto al PP. Sin embargo y si la medida fracasa, Rivera se llevaría la primera 
bofetada y la formación naranja habría servido como campo de experimento para los ‘populares’. Los 
socialistas fueron los primeros en esquivar la medida votando en contra en el 39 Congreso Federal.
De momento, el PSOE es el único de los principales partidos que se ha mostrado contrario a los 
denominados ‘vientres de alquiler’, mientras que en Podemos el debate sigue abierto, aunque su 
portavoz parlamentaria, Irene Montero, ya adelantó que votarán en contra de la propuesta del partido 
naranja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando