Yo mismo con mi turismo

23 jun. 2017

Duran: “¡basta!”

El ex líder de Unió equipara a procesistas con franquistas




El ex líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, afirma en un artículo en La Vanguardia, que “en Catalunya hay muchísimas personas que no estamos dispues­tas a aceptar el chantaje de que o bien se está con el referéndum unila­teral o bien integras la nómina de catala­nes malos, fascistas y botiflers. ¡Basta!”.

“¡Un dirigente del proceso decía que el 1 de octu­bre había que optar por la dignidad o la im­posición –¡siempre la épica!– y al pregun­tarle que con quién contaba, respondió que con los demócratas. ¡Pues conmigo que no cuenten! No soy nadie para decir si ellos son o no demócratas, pero ya basta de extender certificados de buena conducta democráti­ca. Eso corresponde a viejos tiempos que afortunadamente, con diálogo, transacción y acuerdos, hace 40 años que superamos”
, añade en referencia al franquismo.

Duran se pregunta si “¿no es dramático y ridículo al tiempo vi­vir un proceso de sustitución de la realidad? ¿No es mentira afirmar que el proceso no ha dividido Catalunya o que hay varias legali­dades y que podemos escoger la que nos convenga? ¿No es sustituir la realidad afir­mar que con la independencia unilateral Catalunya permanecería en la UE?”.

“¿No es ofensivo para los españoles decir que Espa­ña es un Estado autoritario, se diga en un aula de Harvard o en Montjuïc? Napoleón decía que de lo sublime al ridículo sólo hay un paso y aquí hace meses que se dan pasos agigantados alejados de lo sublime”, indica.

“¿No se sabía que la Comisión de Venecia diría que no se puede hacer ningún referéndum que no se ajuste a la Constitución? ¿No se sabe que no habrá ningún organismo interna­cional que diga que España es un Estado autoritario? ¿No tenemos bastante con lo que han dicho Juncker, Tusk, Merkel... o, para no ir más lejos, Macron la se­mana pasada: ‘Tengo un solo in­terlocutor, socio y amigo. Espa­ña entera'? ¡Dios mío, en ma­nos de quién estamos!”, lamenta.
Duran considera que “ha quedado activada la fase final de una desoladora etapa en la que el drama y el ridículo van de la mano. Lo que la historia no perdona es el abuso de los días históricos porque en lugar de agran­darla la empequeñece, y eso es lo que ahora está pasando aquí. Algún día habrá que pe­dir serenamente cuentas a los que han re­ventado el legado de Espriu: ‘Que nada que pase haga romper los puentes del diálogo’”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando