Yo mismo con mi turismo

28 jun. 2017

Encuentro Pedro–Pablo: como siempre Iglesias quiere llevar la iniciativa

El lunes por la noche, horas antes del encuentro de Pedro Sánchez, con Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados, el secretario general del PSOE, después de haberse reunido durante varias horas con las Ejecutivas de los sindicatos,  Comisiones Obreras y UGT, y con sus máximos responsables Pepe Alvárez y Fernández Toxo, se sentaba en la mesa presidencial de la cena con la que  la patronal CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) celebraba el cuarenta aniversario de su fundación, en el Palacio de Cibeles de Madrid.
En la mesa presidencial, enfrente del rey Felipe VI, y entre el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán y el de Repsol, Antonio Bufrau, Pedro Sánchez escuchaba alternativamente a uno y a otro, sobre sus particulares visiones del país, de la optimista situación económica, de la oportunidad que teníamos de entrar en el núcleo duro de Europa con Alemania, Francia e  Italia, de las buenas perspectivas sobre la creación de empleo, de lo que, según ellos, se podía  esperar del encuentro de este martes, después de la investidura fallida y del último encuentro de los dos el 30 de marzo, que abrieron la puerta de unas segundas elecciones en Junio. Incluso, durante el café, servido de pie mientras los invitados cambiaban impresiones, hubo hasta quienes se atrevieron a dar su opinión, cómo se debería desarrollar el importante encuentro, y cómo debía negociar con Iglesias.
De todas formas, ninguno de esos consejos le ha servido Sánchez en este primer encuentro con el secretario general de Unidos Podemos, más interesado que Sánchez en una entrevista que ha durado una hora y que, como siempre, conociendo el carácter y comportamiento de Iglesias, ha sido el líder Podemita el que ha querido, como es propio en él,  llevar la iniciativa. La llevó durante los intentos de formación de un “gobierno de progreso” cuando todavía Sánchez permanecía en el Palacio de la Zarzuela despachando con el Jefe del Estado, que le estaba encargando la posible formación de un Gobierno, y  lo ha hecho ahora, insistiendo, una y otra vez, en meter al PSOE en una nueva moción de censura contra Rajoy, cuando todavía no han pasado todavía dos semanas del fracaso de la presentaba por Iglesias y apoyada solo por Compromis y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC).
La gran propuesta de Iglesias era la moción de censura, a pesar de que la oferta de Sánchez era y es, crear un espacio de entendimiento para derogar mucha de la legislación, aprobada por el PP durante la mayoría absoluta… y luego… se verá. Así que de moción de censura nada por ahora. ”Hay que convenir una agenda común de trabajo y de confianza, y desbloquear medidas del PP. Una moción de censura – declaraba Sánchez a la Sexta TV – debe ser meditada, trabajada y no improvisada. Las mociones de censura tienen que servir para descabalgar al Gobierno, no para fortalecerlo como ha pasado con la última”.
Igual que en el tema de la censura que, poco a poco, a lo largo de la conversación fue abandonando, Iglesias también ha presionado con el Tratado Ceta entre la Unión Europea y Canadá para cambiar el signo del voto socialista el próximo jueves, para que la abstención se convirtiese en voto negativo como viene defendiendo Unidos Podemos. Al final, las propuestas de acuerdo, que serán estudiadas durante todo el mes de Julio, girarán en torno a cinco ejes, según la versión del PSOE: el  rescate a los jóvenes, propuestas sobre la  pobreza infantil, salario mínimo, y relaciones laborales. El PSOE quiere hacer “énfasis en la recuperación de la negociación colectiva”, las políticas de igualdad y  las pensiones.
Por su parte, el líder de Podemos ha planteado una agenda de trabajo en torno a seis propuestas. La primera es la necesidad de “acordar una posición común con el PSOE en lo que respecta al techo de gasto” para “trabajar en una cifra alternativa” a presentar conjuntamente. El segundo punto será el de las pensiones. La propuesta de Podemos es aumentar los ingresos del sistema no sólo por la vía de las cuotas a la Seguridad Social sino también “mediante ingresos tributarios”. En cuanto a la pobreza infantil, Podemos registró una propuesta la pasada semana para establecer una prestación por hijo a cargo. En lo que respecta al CETA Iglesias le ha solicitado a Sánchez apoyo para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando