Yo mismo con mi turismo

30 jun. 2017

Haced huelgas, hacedlas


Nueva huelga de los taxistas en Barcelona. Un excelente día para dar cuenta de las ventajas de Cabify. Educados chóferes con coches en inmaculadas condiciones, pago por aplicación sin queja por si el importe es más alto o más bajo, trato amable, voluntad de servicio y exquisita educación. Hasta me ofrecieron un botellín de agua. Lo contrario de tantos y tantos taxis.
Haced huelgas, hacedlas. Os ganaremos con la libertad. Las huelgas son un chantaje y nuestro modo de vida libre nos da muchas más opciones que vuestra brutalidad. Habrá siempre más opciones que macarras y amenazas y no os lo digo con desprecio sino para que de una vez entendáis el mundo libre en el que vivís. Os ganaremos con la libertad y vosotros mismos acabaréis dándome la razón trabajando en Uber o en Cabify.
Todos los sectores regulados se han opuesto a su liberalización, algunos con más violencia que otros pero siempre ha ganado la libertad. Nos desplazaremos como queramos, confiando en quien queramos, eligiendo la opción que a cada momento nos convenga en un mercado competitivo y abierto, y quejaros y quemar neumáticos no os servirá de nada. Lo que os servirá es pensar en cómo competir ofreciendo el mejor servicio. Los clientes somos nosotros y no os debemos nada.
Os concedo que la administración os ha tratado fatal. Tan mal como vosotros habéis administrado vuestros intereses, con absurdas guerras internas y creyendo que vuestros “derechos” eran más importantes que el servicio que prestabais. Os han maltratado, sí, y bastante. Pero habéis perdido vosotros, os habéis derrotado porque habéis preferido funcionar con mentalidad de sindicatos en lugar de como empresarios libres que defienden su profesionalidad, la calidad de su servicio y la paulatina privatización o liberalización de su sector.
Quemad neumáticos, quemadlos. Volcad coches de Cabify. ¿Cuántos? Y luego, ¿cuántos más? Nuestro mundo es bello y terrible y en cualquier caso rapidísimo. ¿Es injusto porque pagasteis una licencia y os prometieron estabilidad eterna? ¿Queréis que os cuente lo mucho que cualquiera de nosotros hemos invertido en tantos negocios que de la noche a la mañana se desvanecieron y de los que no queda ni rastro? La libertad no es justa, ni el progreso, ni la vida. La libertad te deja con lo puesto, a la intemperie y hay que saber bailar. El resto son películas de domingo por la tarde, dramones que hacen llorar hasta que vuelves a la realidad.
Taxista de Barcelona: no quiero tener razón, no quieras tenerla tú. Haz como yo, que no quiero discutirte nada y cuando haces el número de la huelga simplemente reservo un Cabify. Haz como yo y resuelve tus problemas en lugar de lamentarte. Claro que hay trabajo, claro que vas a ganarte tu vida, y mejor, para cuidar de tu familia. Sólo necesitas entender tu mundo, adaptarte y ganar.
Tu huelga es sobre el pasado: no quieras morir de un ataque de nostalgia. Levántate, como todos y como siempre cuando algo se nos acaba, y empieza de nuevo a caminar. Yo estoy dispuesto a pagarte si tú te aprendes a comportar. Faltan chóferes, muchos chóferes, en Cabify.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando