Yo mismo con mi turismo

24 jun. 2017

¡Róbame, ídolo!

Cuando Hacienda acosa a Messi Cristiano no faltan quienes salen en defensa de esos superhéroes a los que todo hay que perdonar por lo que hacen por ellos y su vida miserable

¡Róbame, ídolo!Cuando encerraron a Phil Spector por asesinato, propuse que lo soltaran en reconocimiento a su gran contribución a la música popular y le otorgaran su celda a Michael Bolton, un hombre que ha hecho mucho daño a la música en general y al pop en particular. Evidentemente, la cosa era un bromazo: como casi todo el mundo, yo también creo que Spector está mejor entre rejas que suelto. Pero observo que, en otros ambientes, como la política o el deporte, el tipo de cosas que yo sostenía en broma, se argumenta en serio. Pensemos en los 'hooligans' del PP o de Convergència que, ante las trapisondas de la Gürtel o de los Pujol, manifestaban que no se creían nada o, aún peor, que no les molestaba en exceso ser robados por los suyos.
En el fútbol esta actitud alcanza un delirio francamente preocupante. Cada vez que Hacienda se interesa por la posible evasión fiscal de algún 'crack' -primero le tocó a Messi, ahora a Cristiano Ronaldo-, no tardan en aparecer en las redes sociales individuos que los defienden a muerte y a los que les da igual que su ídolo sea un mangante, pues es tanta la felicidad que les procura a diario que consideran que todo debería serles perdonado. Esta actitud modelo 'Viva mi dueño' es realmente lamentable, pues convierte a quien la practica en un pringado que ve a sus ídolos como superhéroes a los que todo hay que permitir y perdonar, en agradecimiento por todo lo que hacen por él y su vida miserable, que solo adquiere cierta lógica durante el partido semanal de su equipo.
Corre por la red un insensato que clama porque se le perdone la deuda con Hacienda a Cristiano Ronaldo, ya que este es fundamental para que el Real Madrid siga triunfando. Cuando pillaron a Messi, hubo quien lo consideró una venganza española contra Catalunya por lo del proceso independentista. Ya sabemos que el fútbol atrae a muchas mentes simples -los partidos es de lo poco que entienden de la realidad, como los incendios-, pero….¿es necesario que inunden las redes sociales con su fanatismo y su estupidez?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando