Yo mismo con mi turismo

18 jul. 2017

Batlle: quiso matarle una anarquista con una bomba y ha caído por el referéndum

David López Frías

Albert Batlle (centro) junto a dos mandos policiales en una imagen de junio de 2014.
Albert Batlle (centro) junto a dos mandos policiales en una imagen de junio de 2014. Efe



El ya exdirector de Mossos d'Esquadra ha sido una piedra en el zapato de los independentistas por anunciar que detendría a Puigdemont si fuera necesario para cumplir la ley. Corredor amateur y exconcejal del PSC, sobrevivió en 2010 a una carta bomba para convertirse ahora en 'víctima' del 1-O.


A Albert Batlle lo intentaron matar enviándole una carta bomba. Fue en 2010, mucho antes de ser director de los Mossos d’Esquadra. Cuando intentaron atentar contra su vida venía de ser responsable de los Servicios Penitenciarios de la Generalitat. Estaba al frente de prisiones, y ese fue el motivo por el que una anarquista llamada Tamara Hernández Heras le envió un paquete bomba desde Alcalá de Henares: para pedir la libertad del preso anarquista Amadeu Clusellas.
Ahora, Albert Batlle Bastardes (Barcelona, 1953), que en sus ratos libres es corredor de fondo, ha vuelto a escapar. Esta vez no de un asesinato, sino de una supuesta injerencia política en sus dominios. Batlle, licenciado en Derecho, atleta y exmilitante socialista, ha dimitido de su cargo como máximo responsable de los Mossos. Esta vez el motivo no ha sido una bomba, sino el referéndum por la independencia de Cataluña.

VÍCTIMA DE LA PURGA

El Govern ha sido escenario de una purga ideológica en las últimas semanas. Todos los cargos que no se pronunciaron abiertamente a favor de la celebración del referéndum por la independencia fueron cesados de forma inmediata. Entre ellos el conseller de Interior, Jordi Jané, crítico con las posturas soberanistas. Jané anunció que daría un paso al lado en lo concerniente a la consulta y fue fulminado. El cargo fue ocupado por Joaqum Forn, reconocido independentista. Tras su toma de posesión, Forn declaró que no podía asegurar la permanencia de Albert Batlle al frente de los Mossos d’Esquadra. ¿El motivo subyacente? Que Batlle siempre ha defendido la independencia policial respecto a las decisiones políticas.
Batlle llegó a declarar en su momento que los Mossos d’Esquadra detendrían al President de Cataluña, Carles Puigdemont, o a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, si alguno de ellos incumplía la ley y un juez lo ordenase. Por incumplir la ley se refería a organizar un referéndum no autorizado por el Gobierno central. “Estamos para hacer cumplir la ley", advirtió Batlle en una entrevista concedida a TVE. Al parecer, en el seno del gobierno de Puigdemont no ha sentado bien que Batlle haya decidido apostar por la legalidad por encima de cualquier otra cosa. Y se le han retirado los apoyos hasta que ha dimitido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando