Yo mismo con mi turismo

9 jul. 2017

Colau manipula las subvenciones para ‘la ONG del catalán’

Nuria Vázquez

El Ayuntamiento de Barcelona modifica a mano el coste de varios proyectos de Plataforma per la Llengua para poder otorgarle el 50%

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, el logo de Plataforma per la Llengua y fragmento de una petición de las subvenciones / FOTOMONTAJE CG
Indignación en los pasillos del consistorio barcelonés por las subvenciones a medida del gobierno municipal. La alcaldesa del Ayuntamiento de Barcelona, Ada Colau, manipuló a principios de 2016 varias subvenciones dirigidas a la rebautizada como la ONG del catalán, Plataforma per la Llengua.
En una documentación interna a la que ha tenido acceso Crónica Global, se desvela que la entidad catalana solicitó, el 14 de enero del año pasado, diversas ayudas económicas para fines como el proyecto Queremos cine en catalán en nuestra ciudad y El voluntariado por la lengua y las entidades de origen recién llegado a la ciudad de Barcelona.

Subvenciones a medida

Plataforma per la Llengua dirigió las peticiones de estos dos planes de trabajo al ICUB (Institut de Cultura de Barcelona). En ambos formularios sostenía que el coste de cada proyecto era de 23.639,81 euros y pedía que el Ayuntamiento de Barcelona aportara 12.000 euros.
Pero la normativa impide que el gobierno municipal subvencione más del 50% de cualquier proyecto, por lo que una responsable de Sectores Culturales e Innovación del ICUB se lo hizo saber a la ONG del catalán vía correo electrónico. “Es necesario que, antes de 10 días, nos hagáis llegar vuestras modificaciones a este mismo correo electrónico y, si nos autorizáis, haremos nosotros mismos las correcciones. En caso contrario, no se podrá valorar vuestro proyecto”, dice el mensaje.

A tachones

Fueron autorizados, por lo visto. Los responsables de la entidad municipal de cultura cambiaron a base de tachones la solicitud. Lo curioso es que no redujeron el importe de la subvención que Plataforma per la Llengua pedía (12.000€), sino que aumentaron el del gasto total que se supone que valían los proyectos. Y lo hicieron a mano, tachando con un bolígrafo la cifra que constaba en la solicitud.
Fragmento de solicitud tachado a mano por el ayuntamiento en el que Plataforma per la Llengua solicita subvención para el cine en catalán / CG
Fragmento de solicitud tachado a mano por el ayuntamiento en el que Plataforma per la Llengua solicita subvención para el cine en catalán / CG
Fragmento de solicitud tachado a mano por el ayuntamiento en el que Plataforma per la Llengua solicita subvención para voluntariado por el catalán / CG
Fragmento de solicitud tachado a mano por el ayuntamiento en el que Plataforma per la Llengua solicita subvención para voluntariado por el catalán 

Así, el proyecto con el que pretendían concienciar y movilizar a los barceloneses para que pidieran una mayor oferta de cine en catalán, además de crear y mantener sinergias con entidades y empresas vinculadas al sector, pasó a tener un coste de 25.639,81 euros, de los 23.639,81 que inicialmente había calculado la entidad catalana.
Lo mismo hicieron los responsables culturales del gobierno de los comunes con el plan de trabajo que pretendía desarrollar en la capital catalana el programa Parejas lingüísticas --para la Diada del 11 de septiembre--, fomentar el voluntariado, transmitir los valores de ciudadanía e interculturalidad y forjar la capacitación oral en catalán de los recién llegados o no catalanoparlantes.
Si inicialmente suponía un gasto de 23.639,81 euros --exactamente igual que el plan para fomentar el cine en catalán--, la cifra pasó a ser, en un principio, también de 25.639,81 euros. Luego, previo nuevo tachón a bolígrafo, acabó siendo de 27.239,81 euros.

Las facturas no encajan

La relación de facturas aportadas con el fin de justificar los gastos subvencionados en el proyecto Queremos cine en catalán en nuestra ciudad, aparecen conceptos como el gasto de luz de la sede de Plataforma per la Llengua de septiembre de 2016 (428,22€); el gasto de teléfono e internet de octubre (177,70€) y noviembre (175,34€); el servicio de limpieza de la sede, compra de papel higiénico, gel lavamanos y una caja de toallas (594,11€); y seis unidades de palomitas cuya fecha, 16 de noviembre, no corresponde con la de reserva de una sala de cine para proyección de una película, el 12 de noviembre (31,88€).
Los extractos del proyecto El voluntariado por la lengua y las entidades de origen recién llegado a la ciudad de Barcelona no distan mucho de los anteriores. Recogen el gasto de teléfono e internet de la sede del mes de mayo (201,30€); dos nóminas de trabajadores de la entidad (1.968,97€ y 793,36€); el alquiler de la sede del mes de abril (918€) y octubre (918€) y el gasto de teléfono e internet de la sede de junio (90,29€) y septiembre (182,14€).

Al pleno municipal

El grupo de Carina Mejías (Ciudadanos) en el Ayuntamiento de Barcelona llevará el asunto a la comisión de Economía y Hacienda la próxima semana y solicitará que se aclaren cuestiones como el criterio utilizado para conceder la subvención de forma directa, y la justificación del uso de los recursos de una subvención destinada a financiar un proyecto determinado en gastos corrientes de la entidad beneficiaria.
Para el partido es fundamental conocer si el ICUB ha solicitado información a la ONG del catalán sobre las razones de la utilización de estos recursos para gastos propios y si ha abierto algún procedimiento para aclarar este hecho, además de solicitar la devolución de la subvención por incumplimiento de la normativa aplicable.
La formación naranja exigirá saber los motivos por los que se corrigen de forma manual las cantidades del expediente y, sobre todo, por qué en lugar de reducir la cifra de subvención, se ha aumentado el supuesto coste de los proyectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando