Yo mismo con mi turismo

17 jul. 2017

El temple del arquero

El plan del PSOE para resolver las aspiraciones de Catalunya llega tarde y con un consenso precario entre los socialistas del conjunto de España. La llamada declaración de Barcelona, a la que se refiere Pedro Sánchez en la entrevista que publicamos en Política, ha merecido además el rechazo de Ciudadanos, partido clave en la compleja aritmética parlamentaria.
Pero, aun así, a día de hoy y ni que sea por descarte, hay que valorar el documento pactado entre PSOE y PSC como la única hoja de ruta integradora que figurará sobre la mesa el día 2 de octubre, después de que la suma del inmovilismo del Gobierno y de la huida hacia adelante de JxSí haya resultado probablemente cero.
Recordemos que la declaración propone, a partir de una reforma “profunda” de la Constitución, el reconocimiento de “las aspiraciones nacionales de Catalunya”, un nuevo reparto de competencias para mejorar el autogobierno (el desarrollo de partes del Estatut liquidadas por el TC), una mejor financiación, el blindaje del catalán o una cierta admisión de la cocapitalidad de Barcelona. Hay quien ve demasiado aventuradas las propuestas y quien las descalifica con la tertuliana expresión de la pantalla superada, pero el marco de debate que aportan los socialistas debería ser, por su centralidad, susceptible de atraer a los desencantados del 1-O y a quienes creen que España será plurinacional o no será.
Aunque es evidente que los tiempos no juegan a favor de la moderación. Entre las joyas que nos legó el desaparecido editor Jaume Vallcorba figura una maravillosa edición en el sello Acantilado (2007) de los Ensayos de Montaigne. Acudimos a ella una vez más, ahora con la curiosidad de saber con que metáfora defendía en el siglo XVI el humanista el ya entonces denostado valor de la moderación y la templanza. Con esta: “El arquero que rebasa el blanco no falla menos que aquel que no lo alcanza”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando