Yo mismo con mi turismo

16 jul. 2017

Los venezolanos votan en la consulta popular que aspira a desbordar a Maduro con una afluencia masiva

DANIEL LOZANO | DIEGO SANTANDER


Venezuela se prepara para el mayor desafío de la Historia contra el chavismo. Más de 2.000 centros "soberanos" en el país han abierto sus puertas a las 7am (1pm en España) para que los venezolanos, que cuentan con la asistencia de 175.000 voluntarios, rechacen o aprueben el proceso constituyente impuesto por Nicolás Maduro para atornillarse en el poder. La consulta popular fue aprobada por el Parlamento a instancias de la Unidad Democrática, la Iglesia Católica y buena parte de la sociedad civil venezolana.
"Venezuela se expresa en contra de la dictadura. ¡Todos unidos diremos sí al progreso y al futuro!", arengó Julio Borges, presidente de un Parlamento que se ha convertido en el gran catalizador del peculiar plebiscito, con el que la oposición pretende demostrar su fuerza popular aunque sabe por adelantado que sus resultados no serán jamás asumidos por el madurismo.
Un oficialismo que quiso bajar ayer la tensión que en las horas previas se extendía por el país. "Llamo a todos los venezolanos a que participen en los eventos políticos pacíficamente, con respeto a las ideas del otro, sin ningún incidente. Paz es lo que pido", aseguró Maduro en la noche de ayer horas después de que el influyente cardenal Jorge Urosa reclamara a las fuerzas de seguridad que impidan "cualquier ataque violento a los venezolanos que acudan" a la consulta.
No obstante, el 'hijo de Chávez' añadió que la presencia de medios internacionales forma parte de un "show mediático" para justificar una intervención extranjera, habitual excusa usada en el chavismo desde hace años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando