Yo mismo con mi turismo

1 jul. 2017

Perez Dolset acusa a Mauricio Casals de extorsionarle con noticias del Grupo Planeta

/

El fundador y máximo accionista de la empresa tecnológica Zed, Javier Pérez Dolset, denunció ante la Policía y la Fiscalía Anticorrupción presiones ejercidas por el presidente de La Razón

El fundador y máximo accionista de la empresa tecnológica Zed, Javier Pérez Dolset, denunció ante la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción que Mauricio Casals, hombre fuerte del Grupo Planeta y presidente de La Razón, le amenazó con publicar informaciones negativas sobre él en sus medios de comunicación si transmitía a las autoridades hechos irregulares o ilícitos de Planeta.
Las presuntas extorsiones aparecen reflejadas en la querella de la Fiscalía Anticorrupción que fue admitida por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y provocó la operación de este jueves de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional contra una presunta trama de fraude en las subvenciones recibidas por Zed y la quiebra de esta misma compañía.
Según Pérez Dolset, la amenaza se llevó a cabo en varias ocasiones y llegó a concretarse con la publicación en distintos medios de "referencias negativas, difamatorias y falsas" en su contra. En los últimos meses, la extorsión se incrementó y Casals amenazaba con trasladar este tipo de informaciones a medios de gran difusión, en concreto, varias televisiones.
La querella reproduce otras denuncias del empresario dirigidas en este caso al papel fundamental jugado por Casals en la concesión de subvenciones a varias filiales del Grupo Zed durante los años 2011, 2012, 2013 y parte del año 2014. De hecho, el presidente de La Razón es uno de 19 imputados en este procedimiento. El Ministerio Público le acusa de haber utilizado su capacidad de influencia en altas instituciones del Estado para lograr que concedieran de forma presuntamente irregular créditos blandos a Zed, que llegó a estar participada hasta en un 25% por Planeta.
Así, según la querella, Pérez Dolset manifestó "que tanto lo bueno como lo malo relacionado con el proceso de las subvenciones, se produjo a causa de la influencia política que Mauricio Casals tenía con el Ministerio de Industria". El empresario también aseguraba que el uso de su influencia y posición es una "práctica habitual extendida a lo largo de los años" de Casals.
Según su testimonio empleaba esta capacidad para "solicitar compensaciones económicas, camufladas a través de contrataciones de grandes campañas de publicidad a grandes grupos empresariales, a cambio de influencia política y tratamiento benévolo en los medios de comunicación controlados por ellos". La Fiscalía refleja en su querella pagos de Zed por campañas de publicidad por importe total de 2,1 millones. Los fiscales José Grinda y Carlos Yañez precisan que han hallado indicios objetivos de que Audiovisual Española 2000 SL, editora de La Razón, cobró estas cantidades "sin una relación mercantil o prestación de servicios que justifique su pago".
También concretó que el presidente de La Razón tenía la función "de mantener las relaciones necesarias con las instituciones públicas para lograr la aprobación de concesión de ayudas" que se han cuantificado en 70 millones de euros. La denuncia de Dolset apunta a que, además de sus contactos y posición social, Casals también empleaba su ascendencia sobre la línea editorial de distintos medios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando