Yo mismo con mi turismo

1 jul. 2017

Tensión entre alcaldes de PDeCAT y ERC por las 'secuelas' legales del manifiesto del 1-O

"Pondremos a disposición de la organización del referéndum los locales habituales donde se celebran todas la citas electorales en nuestros municipios", dice el texto del acto


Foto: Una bandera independentista con la fecha prevista para el referéndum. (Reuters)Este sábado, la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM) llevará a cabo un acto en el paraninfo de la Universidad de Barcelona para mostrar el apoyo público de los ayuntamientos al referéndum independentista previsto para el 1 de octubre así como su respaldo a Carles Puigdemont.
Como muestra de este apoyo, las entidades han consensuado un manifiesto con el PDeCAT, ERC y la CUP, que pretenden que sea firmado por los alrededor de 400 alcaldes que acudan al acto. Con esto pretenden dejar en evidencia el "pretendido apoyo mayoritario de los municipios" al referéndum.
En el manifiesto, alientan al Ejecutivo catalán a continuar dando los pasos necesarios para que el referéndum sea efectivo y expresan su disposición a colaborar con su organización.

Tensión entre los partidos

Sin embargo, el acto ha creado fricción entre dos de los partidos organizadores. En concreto, la tensión tiene lugar porque el PDeCAT era partidario de suavizar el manifiesto limitándose a decir que los alcaldes se comprometían a poner todas las facilidades para la celebración del referéndum.
Sin embargo, la presión proveniente de ERC y, sobre todo, de la CUP, obligaron a modificar el siguiente párrafo: "pondremos a disposición de la organización del referéndum los locales habituales donde se celebran todas la citas electorales en nuestros municipios". El cambio ha levantado ampollas entre muchos alcaldes del PDeCAT que se están planteando la firma del mismo, ante el temor a posibles represalías de la justicia.
Otro de los graves problemas a los que se enfrentan es la falta de respaldo de las principales ciudades catalanas como Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Badalona o Tarragona, que no acudirán al acto ni firmarán el mencionado manifiesto. De hecho, solo acudiran los alcaldes de las localidades menores, como Girona o Sant Cugat del Vallés.
En cuanto a Barcelona y Badalona, el bloque independetista está presionando para que en caso de que no acudan sus alcaldesas, Ada Colau y Dolors Sabater, al menos envíen a algún concejal.
El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha rechazado una propuesta del PP contraria al apoyo municipal al referéndum, lo que ha provocado que los concejales del PSC se hayan desmarcado de los de Barcelona En Comú de Colau.
En votación nominal, los once concejales de BComú, incluida la alcaldesa de Barcelona, han votado en contra de la propuesta del PP de "manifestar el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de no apoyar ni proporcionar medios ni personal municipal el día 1 de octubre, en relación al referéndum que se pretende celebrar", como han hecho también los 17 concejales que sumaban hoy del PDCAT, ERC, CUP y el concejal Gerard Ardanuy (Demòcrates de Catalunya).
Por el contrario, los cuatro concejales del PSC, que forman parte del gobierno municipal, han apoyado la propuesta del PP, que ha contado con el apoyo de los tres concejales populares y de otros cuatro concejales de Ciudadanos, ya que el edil Paco Sierra no estaba en ese momento en el salón de plenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando