Yo mismo con mi turismo

2 ago. 2017

Arran que según Mireia Boya, la hotelera', no es la CUP,i ntimida al turismo de Palma

La organización cercana a la CUP, (aunque según Mireia Boya, la hotelera', no es la CUP), no descarta nuevas acciones en Mallorca


Arran intimida al turismo de Palma boicoteando a los yates y a un restaurante
Arran lleva sus actos de turismofobia a Palma de Mallorca
Primero atacaron a un bus turístico en Barcelona, después pincharon ruedas de bicicletas de alquiler en la capital catalana y ahora han cruzado el Mediterráneo. Arran, la organización juvenil independentista próxima a la CUP, sigue con su lucha contra el “turismo masivo” y Palma de Mallorca se ha convertido en su nuevo punto de acción.
La formación compartió ayer en las redes sociales un vídeo con su última protesta en la isla. Se produjo el 20 de julio y consistió en intimidar a los turistas que se encontraban tranquilamente en el Moll Vell de la capital de Mallorca. Desplegaron bengalas y pancartas delante de los lujosos yates y provocaron una contundente humareda. Además, boicotearon las cenas en un restaurante del puerto entrando en masa y lanzando confeti a los comensales.
 
Quieren “parar el turismo masivo que destruye Mallorca”
El mensaje de texto que acompaña al vídeo en las redes sociales de Arran confirma las intenciones de sus ataques: “Paralizar el turismo masivo que destruye Mallorca y que condena a la clase trabajadora de los Països Catalans a la miseria”. Una acción que se enmarca dentro de la campaña contra el “turismo elitizador” que llevan a cabo desde hace un mes.
Hasta ahora, la formación juvenil anticapilista había colgado pancartas antiturísticas en la Conselleria de Turisme, la Catedral del Palma y en diferentes establecimientos hoteleros mallorquines. Tras su protesta en el puerto marítimo no descartan nuevos actos de turismofobia en los próximos días.
Según constatan diarios locales como Última Hora, la acción del 20 de julio la montaron una veintena de jóvenes vestidos con camisetas de Arran. Irrumpieron en el restaurante Mar de Nudos sobre las ocho y media de la tarde. Allí lanzaron confeti a los clientes, turistas en su mayoría, y encendieron algunas bengalas. El acto reivindicativo indignó a algunos comensales, pero cuando los dueños del local llamaron a la policía, los manifestantes salieron corriendo para que no los pudieran identificar.
En la protesta ante los yates lucían pancartas con mensajes de ‘Tourism kills Mallorca’ (El turismo mata a Mallorca) y “Aquí s’està lliurant la lluita de classes” (Aquí se está librando la lucha de clases). Según han manifestado en sus comunicados en la isla, el objetivo de sus protestas es frenar “un turismo depredador que precariza las vidas de los mallorquines”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando