Yo mismo con mi turismo

3 ago. 2017

Ataques al turismo


Puede que el turismo masificado empiece a ser un problema en ciertos lugares de España. El mar de sombrillas de la playa de Benidorm y las carreras para ocupar las hamacas de los hoteles junto a las playas, o el alquiler de pisos no autorizados -como si fueran hostales o pensiones clandestinas- para turistas nos ofrecen imágenes desoladoras de la cara oculta de la primera industria nacional’, el turismo.
El que do deja de batir récord de visitantes, juega un rol determinante en la recuperación de la economía y el empleo y que ya representa más del 11 % del PIB nacional.
Parece cierto que esté crecimiento masivo y sin control del turismo español se debe a las crisis políticas y de seguridad de muchos países de la orilla sur del Mediterráneo o su zona más oriental donde se encuentran los problemas de Turquía, la guerra de Siria y problemas de los refugiados y la emigración.
Pero esta situación que en principio favorece al turismo en España, y que podría ser temporal, debe obligar al Gobierno de Rajoy a reaccionar pronto y bien antes de que los nuevos problemas del turismo se les escapen de las manos y acaben dañando a esta industria nacional.
Y qué decir de los brotes de violencia o de provocación contra los turistas como los que ya han ocurrido en Barcelona y Palma de Mallorca por parte de grupos organizados como los anti sistema llamados Arran, y próximos a los anti sistema catalanes de la CUP y en línea con operaciones callejeras de otras fuerzas políticas y populistas de las extremas izquierdas y derechas.
La presa sensacionalista inglesa ya ha metido en sus portadas fotos de los ataques sufridos en Barcelona por algunos turistas británicos. Y aunque por el momento hablamos de casos puntuales alguien en el Gobierno debería de  organizar un estudio y el control de lo que está pasando para prevenir que estos incidentes, de momento puntuales y aislados, no degeneren en una campaña contra el turismo en general.
Los problemas de la masificación y de los abusos en el sector turístico existen y son una realidad que ha tomado por sorpresa y desbordado al gobierno nacional, y también a los consistorios municipales y gobiernos regionales. Por lo que se hace necesaria y cuando antes una concertación estatal que solucione y prevenga situaciones de conflicto evitando sobre todo cualquier acto de violencia, que podría convertirse en la antesala de ataques de mayor envergadura que más vale no mencionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando