Yo mismo con mi turismo

3 ago. 2017

La Unión Europea anuncia que no reconoce la Asamblea Constituyente de Maduro

BEATRIZ RÍOS

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, en Bruselas.


Los 28 reclaman al presidente venezolano que suspenda la puesta en marcha de la institución recién elegida

La Unión Europea y sus Estados miembros no pueden reconocer a la Asamblea Constituyente de Venezuela. Así declara ha sido la Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que en un comunicado ha insistido la falta de "legitimidad y la representatividad" de la institución, dadas las circunstancias en las que se produjo la elección. Mogherini llama por tanto al gobierno de Nicolás Maduro a suspender la Constituyente y respetar las atribuciones del resto de instituciones venezolanas.
La declaración de Mogherini, que insiste en que el referéndum constituyente no ha hecho sino empeorar la ya grave crisis en Venezuela, llega poco después de que la empresa encargada de realizar el recuento haya denunciado la manipulación de la participación en la misma. Bruselas considera que la instauración de la Constituyente "se arriesga a socavar otras instituciones legítimas previstas en la Constitución, como la Asamblea Nacional" y pide por lo tanto su suspensión.
La UE además "a todas las partes que se abstengan del uso de la violencia" y las autoridades que garanticen el pleno respeto a los derechos humanos. En este sentido, Federica Mogherini ha expresado además la preocupación tanto de la Unión Europea como de sus Estados miembros por la detención de Leopoldo López y Antonio Ledezma y pide información al gobierno de Maduro sobre su paradero.
La Unión Europea sigue defendiendo una solución política al conflicto, que pasa por el diálogo, el impulso a un calendario electoral, la liberación de los opositores políticos y el respeto a la Asamblea Nacional. Bruselas "está dispuesta a ayudar en todos los asuntos que puedan aliviar la situación cotidiana del pueblo venezolano" pero advierte que si los principios democráticos son "socavados" y la Constitución venezolana no es respetada, los Estados miembros no dudarán en endurecer su postura.
Además, España quiere que la Unión Europea saque la artillería pesada contra el gobierno de Nicolás Maduro ante el deterioro de la situación en Venezuela, tras la celebración de las elecciones para la Asamblea Constituyente. El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, pide a los 27 que prohíban la entrada en Europa y paren la expedición de visados a miembros del régimen venezolano. Representantes de los Estados Miembros se han vuelto a reunir a petición del ejecutivo español, sin la presencia esta vez de la Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, para buscar una posición común de la UE ante la crisis en Venezuela.
España, según confirman a EL MUNDO fuentes diplomáticas, ha impulsado una reunión extraordinaria del grupo de trabajo para las relaciones de la UE con América Latina y el Caribe en Bruselas.
El objetivo era poner sobre la mesa la propuesta del ejecutivo de Mariano Rajoy que solicita prohibir la entrada en España y la expedición de visados a personas relacionadas con el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro. El gobierno quiere que esta decisión se haga extensiva a todos los Estados miembros, como modo de presión al gobierno venezolano, tras la celebración del referéndum constituyente cuyo resultado la UE no reconoce.
La Comisión Europea ha confirmado a través de sus portavoces que todas las opciones están sobre la mesa, incluidas posibles medidas diplomáticas, y no se descartan las sanciones. Pero de momento apuestan por tratar de rebajar la tensión a través del diálogo político, particularmente amparando el papel de los intermediarios regionales. En una declaración de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha advertido que los Estados miembros y la UE no reconocen la Asamblea Constituyente venezolana y piden a Nicolás Maduro que la suspenda y respete las instituciones amparadas por la Constitución de Venezuela. Mogherini ha insistido en que los Estados miembros no dudarán en incrementar su respuesta si el gobierno continúa socavando los principios democráticos.
La propuesta de España sí ha sido apoyada por Antonio Tajani, Presidente del Parlamento Europeo. Tajani envió una carta a los presidentes de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el Consejo Europeo, Donald Tusk, en la que pidió congelar los activos e imponer una prohibición de viajar a la UE a los miembros del Gobierno de Venezuela, incluido el presidente Nicolás Maduro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando