Yo mismo con mi turismo

11 ago. 2017

PSOE y Podemos ensayan su nueva alianza anti-PP

Pese a que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se apresurase ayer a aclarar que no ve "exportable" al resto del país el acuerdo que ha permitido la entrada de Podemos en el Ejecutivo autonómico, lo cierto es que, como reconoció Pablo Echenique, esta nueva alianza entre PSOE y Podemos puede «marcar el rumbo» para una moción de censura contra el Gobierno del PP. El secretario de Organización de la formación morada no ocultó su deseo de que el "aprendizaje" que se obtenga de esta experiencia "sirva para echar a Mariano Rajoy".

Podemos y PSOE ya colaboran de forma activa en algunos ayuntamientos, pero este nuevo paso es la constatación de que la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general va a significar la implementación de una estrategia cuya finalidad no es la estabilidad política y el bienestar de los ciudadanos, sino la obsesión de Sánchez de derrocar por cualquier método el Gobierno de Rajoy. Se equivoca Sánchez al anteponer sus intereses a los del país, que pasarían por una alianza de las fuerzas constitucionalistas para cerrar el paso a quienes presumen de querer derrocar nuestro sistema democrático.
Pero el pacto en Castilla-La Mancha tiene otra derivada inesperada. El pasado lunes, PSOE y Podemos se pusieron de acuerdo para aprobar un nuevo sistema de remuneración para altos cargos autonómicos. De esta forma, los dos miembros de Podemos que pasan a formar parte del Gobierno de Page podrán consolidar en menos tiempo y de forma vitalicia el nivel más alto de los sueldos públicos. También, ya que la norma tiene carácter retroactivo hasta 1983, antiguos altos cargos socialistas, que pudieran o no estar de acuerdo con la nueva alianza con Podemos, se beneficiarán también de una remuneración extra. Es decir, el dinero público al servicio de la compra de voluntades políticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando