Yo mismo con mi turismo

8 ago. 2017

Segunda dimisión de un diputado del PSOE tras la victoria de Sánchez

Trevín, que apoyó a Susana Díaz en las primarias, abandona su escaño

El diputado socialista Antonio Trevín, en una imagen de archivo.
Antonio Trevín, expresidente del Principado de Asturias con el PSOE, ha anunciado este martes que en septiembre abandonará su escaño en el Congreso para abrir "una nueva etapa profesional". El ya exdiputado, de 61 años, había apoyado públicamente la candidatura de Susana Díaz a la secretaría general del PSOE y había perdido su puesto como portavoz socialista en la comisión de Interior tras la victoria de Pedro Sánchez en las elecciones internas que celebraron los socialistas en mayo. En consecuencia, Trevín se convierte en el segundo diputado del PSOE que renuncia a su acta tras esa cita, uniéndose a Eduardo Madina, que ya lo hizo a finales de julio.
"La nueva dirección del PSOE ha modificado la estrategia parlamentaria y no lo comparto. Lo más honesto a mi juicio es dar un paso atrás", ha asegurado en una rueda de prensa Trevín. "Por lealtad a mi partido, seguiré defendiendo internamente mis convicciones políticas", ha añadido en una nota de prensa.
El ya exdiputado ha afirmado que seguirá trabajando como "un militante de base más" para el PSOE, que considera "un instrumento imprescindible en la arquitectura política e institucional de España y para la defensa de los trabajadores y los colectivos con más dificultades sociales y económicas de nuestro país".
La victoria de Sánchez en las primarias tuvo consecuencias inmediatas para Trevín. Perdió la portavocía de la comisión de Interior. Debió ceder su sitio en el hemiciclo, donde quedó desplazado a una de las últimas filas de la bancada socialista, allí donde se sientan los políticos con menos peso de cada formación. Y se le recordó un episodio que ha acabado marcando su salida: su enfrentamiento público con Margarita Robles, la nueva portavoz parlamentaria del partido, a cuenta de la posición del PSOE en una votación en la comisión de interior.
Antes, Trevín se distinguió como uno de los puntales de la gestora que dirigió el PSOE en el periodo que transcurrió entre la dimisión de Sánchez como secretario general (octubre de 2016) y su reelección para el cargo (mayo de 2017). Con Javier Fernández, presidente de Asturias, al frente del organismo, los también asturianos Trevín y Vicente Álvarez Areces ganaron peso en el Congreso y en el Senado, respectivamente. De hecho, defendió públicamente la abstención de los diputados del PSOE que propició la formación del Gobierno de Mariano Rajoy. Era necesario "subordinar la ética de los principios a la ética de la responsabilidad", según argumentó en un artículo publicado en el diario La Nueva España.
Cerrada esa etapa con el triunfo de Sánchez, el también exdelegado del Gobierno en Asturias inicia ahora una nueva: deja el Congreso, a donde llegó en diciembre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te cortes! Dí lo que estás pensando